EL TIRO DEL FINAL

Partido parejo y de alto ritmo, con mucha entrega, mucho ataque “perdonado” que dejaba chance a resultado abierto, Boca concretó dos balones parados cobrados con categoría en su regreso a la Bombonera frente al siempre duro once tombino, a quienes les anularon mal el empate transitorio.

Regresamos… si, regresamos a casa, regresamos a alentar, a demostrar que Boca es más grande que cualquier cosa, hoy regresamos a sostener, a desahogarnos, a hacer lo de costumbre, nuestro atorrante deber de alentar siempre, en medio de una transición en la que hay que trabajar y mucho.

El aplausómetro lo ganó por goleada Benedetto entre los titulares, y muy aplaudido en la banca fue Zárate, debutaba en la defensa central Lisandro López, junto a  esto, llamó la atención gran cantidad de cantitos nombrando a la Comisión Directiva, no nos extraña, llamó la atención por lo evidentemente uniforme de la manifestación y que la identidad está por encima de los modos y manejos.

De entrada, el once mendocino acumuló de manera inteligente un acordeón de 5 y hasta 6 hombres en defensa, lo que motivó que Boca trabajase la posesión con menor fludez pero con seguridad. Mucha posesión, mucho toque, poca claridad para encarar, los de Alfaro amos y señores del balón ensanchando el terreno.
La insistencia daba sus frutos encontrando libre entre líneas a Tévez, que sufre penal tras fuertes golpes de Cobos, lo que Benedetto cambia por gol, su segundo en 2 partidos oficiales en 2019, media altura pero con demasiada potencia, inatajable para el arquero Ramírez. Luego de eso, el xeneize bajó un poco la marcha y la visita se acordó de jugar. Elías, Gutiérrez y Sosa buscaron ganar por individual en las bandas, mas el monólogo de centrar a terreno del Morro García era obvio. Ese plan se sostiene porque Boca marcó la salida por la derecha con Buffarini parado casi como wing derecho y teniendo a Reynoso retrasado y a Tévez tratando de de encontrarse y generar utilidad. En defensa, la sobriedad en la primera parte aportada por Marcone apagaba todas las intentonas posibles.
Cercano a la primera media hora del partido, Boca bajó mucho el ritmo, el partido adquirió ritmo muy parejo donde Andrada tomó protagonismo tapando remate de Sosa y cabezazo del Morro, con intenciones claras del empate.
Tevez y Bebelo se buscaron en una contra que se morfaron frente al arco tombino, y de inmediato despejó mal nuestra defensa cediendo un remate franco a Gonzalez al primer palo de Andrada. Muchos córners en la recta final del primer tiempo, todos en contra, y cada uno generaba una contra que desperdiciaba Boca. Partido de ida y vuelta, y el tomba jugando totalmente distinto a la lágrima esa que perdió con los primos por goleada en la fecha anterior. No obstante, más allá del peso de la jerarquía xeneize, perdonamos en demasía, tanto que tras un balón perdido por el apache, anticipo de Cobos que pasó a Sosa, trasladó sin oposición culminando en un disparo venciendo a Andrada, travesaño, piso y afuera… respiró hondo Alfaro, y todos nosotros también.

En el complemento, Godoy Cruz se reordena y cierra las salidas por derecha, sin embargo Boca no dejó de ir por ese terreno. Es claro que Alonso está más para relevar que para salir jugando, a la espera que el negro Fabra retorne.
Reynoso despierta con un tiro libre que hizo volar a Ramírez, luego desperdicia una clara amarrándose solo con la pelota, acto seguido Marcone recupera con autoridad dos balones en el medio, generando en una de esas una jugada de puro coraje de Pavón que, de a poco, va regresando de aquel lapsus timorato post Rusia.
A la altura del min 13 del complemento, por poco nos sale número negro, González perdió una imposible tras centro de Angileri y gran parada de Andrada, partido muy pero muy abierto, con el ingrediente de perder conducción y propiedad del esférico. Justo eso lo ve Alfaro y se vino el cambio ruidoso de Zárate por Tevez. luego regresó Almendra a la cancha por Reynoso. Godoy Cruz nos pintaba la cara sin lujos, la presión tosca pero efectiva dejaba a Boca sin argumentos para volver al encuentro.
Mirando hacia la vereda de enfrente, siendo objetivos, nos sorprendió el nivel de Kevin Gutiérrez, mucho aplomo para ser un jugador con un puñado de partidos en primera.
Mejoró el xeneize con Almendra y Zárate, el equipo estaba muy largo y sin manejo. Sin embargo, Pavón cayó presa del movimiento en una posición centralizada donde resulta poco útil, mas allá que los mendocinos se entregaron a atacar. Benedetto y Wanchope protagonizaron una doble ovación para el tercer cambio, Alfaro no se guarda nada pero mantiene el dibujo en cancha, buscando la concreción que lucía cada vez más lejana. Últimos minutos donde el resto físico paso a ser el plan único de ambos técnicos, Junior Alonso cae exhausto y se nos acabaron los cambios, el xeneize sufrió en el medio, últimos 5 min con 10 en cancha. El Morro García anotó un golazo, era el empate para ellos pero se equivocó el línea anulándolo por offside. El Tomba nos robó el balón y el oxígeno, pero había que ir adelante, minutos jodidos, chivos, de angustia, pero la hinchada empujó como se esperaba, demandando entrega y búsqueda del arco rival. Una nos quedó, Almendra haciendo lo que nunca hizo en tiempos del mellizo, tomó la pelota y corrió al fondo, generó un tiro libre y nos debían la del tango… el tiro del final, y le salió a Mauro, golazo!!!, le infló la red a Ramírez para el delirio de la hinchada, para el respiro del equipo, para la cara amarrada de Tévez que se le complica cada vez más la mano, para la alegría y complicación de Alfaro a la hora de mantener feliz al jugador que nombró referente en su primera conferencia de prensa.

Partido muy pero muy parejo, ambos equipos al límite en lo físico, que nuevamente Boca con jerarquía logra su segundo triunfo al hilo y al acecho en la tabla, mientras Godoy Cruz no ha podido ganar en juegos oficiales en 2019 pero que hoy no fue ni la sombra de los que cayeron goleados con los de “la guardia alta”.

Nuestra opinión? los jugadores se ponen y se sacan solos, es deber del DT decidir de manera lógica. Volvieron a darle la razón los cambios al “lechuga”…. Sr Alfaro, es por ahi la cosa.

HAY QUE JUGAR!!!

GILBERTO SALINAS

Xeneizes de Venezuela
TW e IG @xeneizesdv