“NO ME VEÍA OTRO AÑO EN BOCA CON GUILLERMO DE TÉCNICO”

Carlos Tévez habló en No Todo Pasa de todos los temas. La final perdida con River, de su nivel futbolístico, su relación con los mellizos Barros Schelotto, de la presidencia de Daniel Angelici y del presente ciclo de Gustavo Alfaro al frente del equipo. Los invito a reflexionar sobre cada una de  las declaraciones del Apache.

“Creo que este año es el último, es el último año de mi contrato también y creo que es mi último año como jugador”. Deslizó Carlitos, él es consciente de su bajo nivel futbolístico y de que sus dos regresos al club fueron gracias a Daniel Angelici, quien puso la plata para que eso suceda. Y así lo dejó en claro: “Si yo volví al club fue porque el presidente me vino a buscar. Yo estoy acá por Angelici y veré qué hacer en diciembre con mi futuro”.

 Posteriormente hizo referencia a la final de la Libertadores perdida a fines de 2018 y destacó: “La final de Madrid  tiene que quedar en el pasado y hay que enfocarnos en lo que viene. Ya pasó, no se puede volver atrás. Hay que tratar de estar fuerte para darle fuerzas a mis compañeros y salir lo más rápido posible, no será fácil. Si supiera cuando cierra la herida, lo diría pero no lo sé. El duelo no terminó, lo ves reflejado en algunos jugadores, que ves que todavía no se arranca. Debemos sacarnos de encima esa final (en Madrid) que todavía duele”. Una de las víctimas que dejó la derrota ante River de diciembre fue el ahora DT de Los Ángeles Galaxy Guillermo Barros Schelotto, para quién Tévez no tuvo el mejor de los recuerdos.

“Con Guillermo tuvimos muchas charlas. Las cosas que tenía que decirle, se las dije en la cara.  Si no hubiera sido en Boca, hay cosas que no me iba a bancar. Sentía que aunque jugara bien no me iba a tener en cuenta. Si seguía él, yo no seguía. No me veía otro año en Boca con él  de técnico”.  Así comenzó el actual capitán a destilar resentimiento y rabia contra la ex dupla técnica del  y más tarde admitió: “Siempre respeté a Guillermo, sé lo que ha ganado en toda su carrera y yo estoy en el club para sumar porque lo amo y lo quiero. Por eso permití cosas que quizá en otro momento no iba a permitir, pero para no entrar en conflicto, me comí muchas cosas que en otro club no me comería.”  Tevez lo liquida a Guillermo. Pero se olvida que post papelón copero ante Independiente Del Valle se fue a China porque le pusieron 42 palos arriba de la mesa, cuando aún tenía un buen nivel futbolístico. A los seis meses volvió en un nivel muy flojo y pretendió jugar con la chapa de ídolo.

Posteriormente a esta declaración llena de despecho y quizás atento a que desde los Estados Unidos el mellizo pueda recoger el guante, el actual 10 de Boca bajó los humos y destacó los títulos obtenidos bajo la conducción de Barros Schelotto al sostener: “El ciclo de Guillermo fue muy bueno, semifinal, después perdimos una final. Después en el fútbol podes ganar o perder pero fue muy bueno, salir bicampeón, después semi y final de la Libertadores no es para cualquiera, fue bueno su balance en Boca. Para mi  Guillermo fue uno de los mejores entrenadores, podés estar o no de acuerdo en sus manejos pero a mí me gustó”.

Al ser consultado por su compañero  y competidor directo en el puesto de enganche, Mauro Zárate;  sostuvo: “Siempre apoyé a Mauro Zárate cuando le tocó jugar. Yo siempre apoyo a mis compañeros. Pero es obvio que si lo trajeron es porque no querían que juegue yo”.

Por último el Apache no dudó ni un momento en tirarle flores a Lechuga  “Alfaro está tratando de devolverme esa alegría que uno necesita para volver a jugar al fútbol, volverse a sentir importante. Hace 2 años que vengo tratando de esa pelea interna que uno tiene, ganarle y hacer lo posible para estar bien. Estoy sorprendido por cómo trabaja, habla muy bien, sorprendido por todo, el grupo está tratando de canalizar lo que quiere. No es fácil un cambio tan grande de esquema, de jugadores, referentes, no es fácil”. Tévez sabe que con Alfaro difícilmente salga del once titular aun cuando no merece tener minutos en cancha. El nuevo entrenador le dio la llave del vestuario al nombrarlo como emblema del equipo y otorgarle la cinta de capitán.

Sería bueno que a partir del jueves, cuando Boca visite a San Martín en San Juan; Tévez comience a declarar con la pelota en los pies y demuestre porque merece seguir siendo titular y abanderado de este plantel. El hincha ya no lo tolerará más bajones futbolísticos como el del domingo ni tampoco se conformará con declaraciones tribuneras.

Federico Pérez Rivero

@FedePR12