SIEMPRE ESTUVO CERCA…

¿Rosario? No, el resultado. Boca, con más actitud que fútbol,  y pese al erróneo planteo ideado por Gustavo Alfaro para comenzar el partido; rescató un valioso empate en el Coloso del Parque.

Si se tiene en cuenta el contexto anímico y futbolístico del equipo en éste arranque de año el punto que se trae Boca es  agua en el desierto.  El entrenador ideó un planteo táctico tan erróneo que por momentos comencé a extrañar a los mellizos. Pavón y Reynoso eran interiores, pero no tapaban las salidas de los laterales y volantes de la Lepra. A las claras está en el golazo de Maxi Rodríguez. ¿A dónde estaba Pavón? La Fiera apareció sólo por la banda derecha y pisó el área de frente al arco. Culpas compartidas de Más que descubrió su lugar por auxiliar al paraguayo Alonso que  fue hacia adelante y nunca miró a sus espaldas la subida de Mauro Formica. Bebelo Reynoso podrá ser media punta o extremo si se quiere, pero nunca interior. Hoy no gravitó nunca por la banda y le costó mucho generar juego cuando le llegó la pelota.

Terrible el partido de Carlos Tévez. Créanme que fue para derramar lágrimas. Al Apache prácticamente le ensayaron un homenaje en medio de un partido por los puntos. Sus compañeros lo dejaron a cargo de todas las pelotas paradas, incluso las que le quedaban con mejor perfil a Reynoso o a Emmanuel Mas.  Ninguna de las pelotas paradas que ejecutó el capitán generó peligro en el arco leproso.

El equipo mutó en actitud y fútbol precisamente con  la salida de Tévez y los ingresos de Mauro Zárate, que pide a gritos la titularidad; y de Ramón Ábila que alternó con Benedetto la posición de centro delantero.

El Pipa, que había tenido dos chances muy claras de gol en el primer tiempo impactó  de volea un muy buen centro de Zárate en 32 minutos de la segunda etapa y a partir de allí el equipo se asentó en confianza y se animó a ir por más. Cristian Pavón, tuvo dos chances muy claras para poner el 2-1 pero erró las que hace un año metía. Sigue en bajo nivel el ex Talleres.

El equipo mutó en actitud y fútbol precisamente con  la salida de Tévez y los ingresos de Mauro Zárate, que pide a gritos la titularidad

El partido finalizó con un Boca más enchufado que el que había comenzado. Quizá producto de los cambios realizados. Está claro que hay jugadores que no merecen ser titulares: Tévez, Reynoso y Pavón los ejemplos más claros. Estará en el entrenador hacerse cargo de las responsabilidades que vaya a tomar. Para  sacar a flote al equipo deberá tomar decisiones fuertes y no pensar en los nombres, sino en los hombres. El empate para Boca siempre estuvo cerca y lo consiguió.  La punta aún está lejos, depende de Lechuga si se acerca a ella o no.

Federico Pérez Rivero

@FedePR12

El gol de Benedetto