Técnico nuevo, errores viejos

Boca cayó dos a cero ante Unión en el debut de Gustavo Alfaro como entrenador Xeneize. El equipo fue una sombra y repitió varios de los mismos errores conceptuales que en 2018.

Peor no pudo arrancar el ciclo de Lechuga. El equipo que esta noche puso en cancha te hacía llorar como una cebolla de lo mal que jugó y defendió. De principio a fin Unión le ganó el partido. La única chance clara de peligro recién se dio a los 85 minutos en un tiro libre que Tevez estrelló contra el travesaño. Ay Carlitos que bajo estás. El referente de este Boca modelo 2019 estuvo muy por debajo de su nivel. Se lo notó fastidioso y promediando el primer tiempo metió una patada digna de expulsión.

La defensa fue un carnaval. Entre Izquierdoz y el paraguayo Alonso no pararon a nadie. Los delanteros de Unión se hicieron un festival cada vez que pisaron el área Xeneize. Preocupante la presentación del central paraguayo que perdió siempre de arriba y cuando quiso salir jugando le regaló la pelota a los rivales.
A este pronunciado bajón futbolístico del equipo, también hay que sumar a Esteban Andrada, que hoy atajó como para que Marcos Díaz sea el titular en la reanudación de la Superliga. Esperemos que sólo haya sido una mala noche y no una continuación de la trágica noche que tuvo el pasado 9 de diciembre.
Lo de Cristian Pavón ya no sorprende, esta noche fue una extensión del espantoso final de año que tuvo. No suma, ni resta.

Realmente es muy preocupante la imagen que dejó hoy Boca. Es muy difícil ser positivo u optimista luego de éstos noventa minutos; más aún a diez días de la vuelta a las competencias oficiales y a menos de un mes del debut en la Copa. Veremos cómo se las rebusca Alfaro para reacomodar las piezas y hacer que el grupo no sólo tenga una identidad clara de juego, sino que además también gane en confianza y actitud.
Federico Pérez Rivero
@FedePR12