DE LA FINAL DEL MUNDO A UN AMISTOSO EN MADRID

Finalmente salió el fallo de la Confederación Sudamericana sobre los graves hechos en el Monumental ocurridos el pasado sábado en la previa del partido final entre River y Boca por la Copa Libertadores. Increíblemente el tribunal de disciplina de Conmebol no dio lugar al reclamo de Boca y el partido decisivo se va a jugar en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid; por otra parte el Millo sólo recibió dos partidos de suspensión para su estadio y una multa económica de 400 mil dólares.
De terror lo que comunicó la Confederación Sudamericana de fútbol hace instantes. La finalísima de América, que debía jugarse en Buenos Aires, ya que ambos equipos son argentinos, cambió de continente y se jugará en Europa., más precisamente en España. Pasando en limpio la Conmebol hace a un lado la esencia y el nombre del trofeo que se creó en 1960. En un abrir de cerrar de ojos la COPA LIBERTADORES DE AMÉRICA, pasó a llamarse COPA CONQUISTADORES DE AMÉRICA. Es una falta de respeto a la memoria de los libertadores del continente a José de San Martín, Simón Bolívar y José Artigas

Hasta ahí el párrafo de color. Ahora es hora de ir a fondo sobre el veredicto. El tribunal de disciplina ignoró la gravedad de los terribles hechos de violencia que se llevaron puesto al Superclásico más importante de la historia del fútbol argentino y sudamericano; y en perjuicio del plantel de Boca. Sabido es que en 2015 tras el accionar del Panadero en la Bombonera; la casa madre del fútbol del Sur de América le quitó la chance de continuar con el partido al equipo de Rodolfo Arruabarrena y no conforme con ello le aplicó una sanción de cuatro partidos a puertas cerradas en su estadio. A River por la emboscada que le realizaron sus hinchas al micro de Boca, le dan la chance de jugar los noventa minutos finales de esta serie ante su clásico rival, pero le quitan la localia para ésta final de Copa y para los próximos dos encuentros que juegue River en competencias continentales.
Parece joda; pero la Conmebol no hace lugar al pedido de Boca que hace total responsable a River de los vandálicos hechos del pasado sábado; pero a su vez a River lo despojan de jugar en su cancha y con su gente.

En éste PAPELÓN GIGANTE como el continente europeo es todo esto.
Difícilmente Boca logre revertir este fallo en la instancia de apelación en las oficinas de Conmebol y deba recurrir al TAS a reclamar lo que le corresponde por derecho y hecho. ¿Y si no se presenta en Madrid? Sólo el Tano y el plantel lo saben.

Lo que queda claro es que el 9 de diciembre habrá un campeón de América en Europa. El negocio de unos pocos, pudo más que la pasión y la final de América pasó a ser un apetecible plan de domingo para los madrileños y la gente que vive en otras partes del mundo con mucho dinero en los bolsillos. Ellos ganaron, nosotros los hinchas genuinos que nos desvivimos para poder ir a la cancha cada fin de semana; con o sin vuelta olímpica en el Bernabéu ya perdimos.
Federico Pérez Rivero
@FedePR12