TROPEZÓ CON LA MISMA PIEDRA

Daniel Angelici fue citado por Alejandro Domínguez, presidente de CONMEBOL para hoy martes 27 de noviembre para coordinar los pasos a seguir junto a él y a Rodolfo D´Onofrio, presidente de River, tras la suspensión del partido luego de la salvaje emboscada que sufrió el plantel Xeneize en el ingreso al estadio Monumental.

Si bien el Tribunal de Disciplina de la CONMEBOL es el ente que deberá decidir que pasará con la segunda final, ayer lunes el mandamás de Núñez volvió a presentarse antes y a las pocas horas el presidente de la entidad madre del fútbol sudamericano sacó un comunicado donde de forma explícita da por sentado que su intención es que el partido se jugará de todas formas y no dará lugar al pedido de Boca de pedir los puntos, tal como ocurrió de forma inversa en 2015 tras el GAS PIMIENTA GATE. Parece ser una bajada de linea para el tribunal de disciplina.


Luego del escandaloso ingreso de Boca al estadio Monumental, en medio de una salvaje agresión con piedras y gas pimienta por parte de los hinchas de River y de la doble suspensión luego de inmensos esfuerzos de CONMEBOL y FIFA para poder realizar el partido este mismo fin de semana, obligando a Boca a presentarse aún en desventaja deportiva; se resolvió que este martes las tres partes se reúnan en las instalaciones de CONMEBOL, allí en la ciudad de Luque, a pocos kilómetros de Asunción del Paraguay, con la certeza de que el partido se jugara si o si en un par de días o semanas, mediante el compromiso de las dos instituciones vía documento firmado y sellado en las mismas instalaciones del estadio Liberti.

Cabe destacar que Daniel Angelici, se cortó solo y firmó el papel (un “pacto de caballeros como lo llamó Dominguez) aun desconociendo el estado físico de Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo, quienes tuvieron que ser llevados en ambulancia por las heridas que tenían en sus ojos y brazos tras los proyectiles recibidos.

“El pacto de caballeros”

Éste papel dejó muy mal parado a Boca, ya que lo compromete a jugar si o sí el encuentro. Aunque horas después, y por presión del plantel, cuerpo técnico, pares de comisión y directiva e hinchas, se haya desentendido de ese documento que firmó y exija que se apliquen las mismas sanciones que se le aplicaron a Boca en aquel mayo de 2015 en la Bombonera. Recordemos que tras ese incidente Rodolfo D’Onofrio consiguió de forma poco clara certificados oftalmológicos y se tomó el primer avión a Paraguay, sin esperar a la comitiva de Boca, con la cual en la manga se había comprometido a no perjudicar. A las 48 horas del incidente que sufrieron los jugadores de River, la Confederación Sudamericana actuó de oficio y descalificó a Boca del certamen. Daniel Angelici se dio una fuerte dosis de MEMOREX y recordó aquella “traición” riverplatense. Utilizó esta palabra, tal como lo hizo Rodolfo el día de ayer cuando se enteró por los medios que Boca de forma legítima le cobraría aquel vuelto copero de hace tres años.

Pero lamentablemente las reglas no son siempre iguales, o al menos para Boca no corren igual. O mejor dicho para el Tano, que otra vez se quedó haciendo vaya a saber qué en nuestro país; mientras River ya estaba bajando en el aeropuerto guaraní para reunirse con gente de Conmebol. “Los partidos lo ganan los jugadores en la cancha” lleva la firma y el sello de Alejandro Domínguez, una hora después de que el RODO D’ONOFRIO pisó tierras paraguayas. ¿Casualidad o causalidad? Curioso seguro, pero es la segunda vez que al capo de los magistrados porteños lo ponen a dormir en el escritorio.

En los pasillos de la Bombonera aclaran que van por todo y que no van a jugar el partido, aun cuando la CONMEBOL los obligue, ellos irán a buscar el apoyo del TAS, para los que no saben lo que es, sería como la CORTE SUPREMA DE LA HAYA PERO DE LA FIFA. Para mí el daño ya está hecho y la copa está perdida.

Disculpen que sea pesimista, pero no puedo confiar en un hombre como Angelici que firmó un compromiso en pleno Monumental y bajo presión o a consciencia, no sé qué es peor. Pero la cuestión es que el firmó un compromiso legal con los jugadores lastimados y aturdidos en el vestuario luego del atentado que sufrieron.

Sabido también es que a Daniel no lo quieren NADA en Paraguay, y esto es un secreto a voces. La fantasiosa Liga Sudamericana de Clubes con la que se trasnochó en 2013 fue el fin de Boca en las competencias continentales. De ninguna manera un club presidido por este hombre va a levantar una copa oficial de Conmebol fue lo que se dice cada vez que Boca está cerca de conquistar una Libertadores o una Sudamericana. No hace falta enumerar las veces que Boca fue de forma alevosa perjudicado en materia continental. Para colmo, del otro lado D´Onofrio no para de sumar amigos en la casa del fútbol sudamericano, si hasta le consiguió entradas de lujo a la familia del presidente Domínguez para ver el partido final en el Monumental. Todo es a la luz del mundo, del propio periodismo, que hace vista gorda ante tanta impunidad; y lo que es peor a la vista del propio Angelici, que otra vez la ver delante de los ojos y aun así vuelve a tropezar y hacer caer a todo Boca con él encima, como hace 3 años.

Siento que nos espera lo peor en los días venideros, la Conmebol hoy se expidió sin siquiera esperar el reclamo de Boca, ya nada ni nadie parece poder parar esta locura. Boca fue emboscado, salvajemente agredido y próximamente los hinchas, el cuerpo técnico y los jugadores seremos ultrajados de otra ilusión copera. Por inoperancia, lentitud, soberbia y/o impericia puede que nos vuelve a costar una copa. De ser así el hincha de Boca, no se lo perdonará nunca Tano.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12