DOS A CERO? ¡DOS DE ACERO!

Con huevos y corazón Villa y Wanchope le amargaron la fiesta al puntero a domicilio en un partido de escándalo total entre chicanas y pésimo arbitraje. La academia con Licha lo ganaba y podía golear, pero en medio de la revuelta, dejaron a Boca vivo y …

Con el deber de rotar y de recuperar puntos, la visita de Boca al cilindro no estaba en una previa tranquila, se jugó frente al actual puntero, un equipo que, más allá de no tener más competencia salvo la superliga, tiene una idea clara de juego que se sostiene con los integrantes que su DT coloca en cancha. Sin embargo, erraron de más, ganando 2-0 perdonaron de más, dejaron vivo a Boca, un Boca que sigue muy gris, pero vivo!

La primera parte tuvo un dominio casi absoluto de la academia, al menos por media hora… Su ataque por derecha tenía una eterna invitación al desborde, donde Solari pasaba sin enemigos cuando quería, entre la falta de contención y la nulidad de habilitación a Gago decantaba en que cada pase perdido era una llegada segura en contra. El gol de Lisandro López llega en un remate en el que no tuvo referencia de marca en el área, Solari centró por derecha hacia atrás y entrevero en el area xeneize, ni un despeje con propiedad hubo para sacar el peligro, vuelve la pelota adelante con Licha en offside y el remate abajo nos infla la red. Una de esas jugadas que se “escapan”, eso fue a los 7min… Pero luego en acciones ofensivas fueron constantes los fallos, balones que se iban fuera, posiciones anti reglamentarias, cosas que invitan a pensar más de la cuenta. Bajó el ritmo el equipo de Coudet, que pausó la pelota y el traslado. Boca divorciado del juego, sin 3 pases criteriosos, sin posesión, sin habilitaciones y sin afianzarse en el terreno, no contamos una clara, salvo un tiro libre mal ejecutado,un par de corridas de Pavón y Tevez y un agarrón clarísimo al 7 xeneize en opción manifiesta de ataque que el árbitro herrera no convalida, lo que encendió el clima del partido con aires enrarecidos. Quizás la calentura hizo que el conjunto de Guillermo regresase y despertase, al menos en actitud, a buscar su propio destino, pero pasó…tanto que se volvió un duelo personal entre los jugadores, Herrera el principal y el cuarto árbitro hoy, Germán Delfino, silbantes protagonistas de postín en polémicas ante Boca. Éste último terminó en el entretiempo amenazando abiertamente a Pavón con “no regresar en el 2do tiempo”.

Arrancó el complemento y Delfino en la suya, “Conmigo no terminás”, la bravuconada del 4to árbitro una perla más para el expediente.
Boca salió a apretar a la academia en el complemento, queriendo aplomarse y ganar metros, pero sin tener la pelota aún. Imprecisiones, desespero y falta de iniciativa entre Chicco y Almendra dificultaron el trámite para avanzar en cancha. Dos llegadas seguidas a balón parado tuvo el xeneize, se fue de la cancha Izquierdoz con molestias en una pierna, se perdía altura en ofensiva ya que Goltz y Ábila tenían fuerte marca siempre. Pero se seguían perdiendo balones en el mediosector, Almendra y Chicco en cada mala entrega generaban contras para Racing, una terminó en un fuerte disparo de Cristaldo bien atajado por Rossi.
Ya en el min 22, Racing vio otra chance concedida por el fragil mediocampo de Boca, contra de Cristaldo arrastrando marca, pase a la izquierda para Licha que definió con pie derecho con categoría, 2-0 y el cilindro alegre, Boca seguía con las manos y los ánimos muy abajo.

Y para la frutilla, Coudet mete, de viejo zorro, a Centurión, que hace mucho no jugaba, justo para que el estadio aplauda a Licha en la salida. Calentar más a los del Mellizo, sin perspectiva, sin lógica de juego, con inseguridades a granel hasta sin que los presionen. Sale Tevez y entra Zárate, la calentura hizo que se le saliesen todas las costuras al arbitraje de Herrera, lanzó 4 amarillas seguidas a Boca y en medio de la locura nos salió una, 37min y Pavón remató por bajo pero fuerte al arco, Arias la deja adelante y el instinto de Wancho hace que vaya y la busque, y pidiendo permiso la manda al fondo de la red. Boca descuenta con puño cerrado y se levantó en armas a intentar buscar el empate con lo que se tenía. Zaracho sale expulsado tras una entrada fuerte a Almendra, los locales en desconcierto sin ser aprovechados por el xeneize aún impreciso para entregarla en profundidad. Gritos, insultos y chicanas iban de lado y lado…pero qué le vamos a pedir a los árbitros si ellos mismos chicanean y amenazan hasta con risas irónicas???

Al final, una máxima del futbol jamás falla a la hora de emplearla, cuando te falta el fútbol debes ponerle ganas y vida… poner lo que se tiene que poner… eso que se dice en cada cancha desde las de élite hasta las de las villas y los barrios, hoy no estuvo Barrios, pero entró el negro Villa y se le vino la noche a Coudet, que incluyó a Centurión para provocar, pero no le gusta ser provocado. En algún momento debía levantar la cara Boca, lo hizo cuando la expulsión fractura a Racing en el planteamiento, y en medio de la incertidumbre decide en los 10 min finales ir al frente con todo… pocas veces las jugadas nos salían bien pero se arropaba a la academia en su cancha, de toma y dame llegó una contra de Centurión que saca con mucha valentía Rossi, en el plano siguiente cambia la pelota de izquierda a derecha, 7 toques seguidos del xeneize a un gran pivot de Wanchope para dejar a Villa mano a mano frente al arco, disparó y le apuntó a Arias pero fue tan fuerte que pasó en medio de sus piernas, mano en la oreja, histeria y grito sagrado para el wing colombiano que, tras el baile táctico que recibimos en los primeros 45, nos desahogábamos a full en un empate que, como tal no se celebra, pero nos alegra que entre nubarrones despierte en Boca la mística que comienza con “H” cuando las papas queman.
Al final, aprietes de parte y parte, desprolijidad en temperamento y reglamento para darle de comer al chimento y a los colegas que no cubren deportes sino espectáculos bochornosos. Boca se levantó, pero nuevamente luego de recibir la cachetada, la iniciativa no debe presentarse cuando “te dejan tenerla”, eso es inadmisible. Un partido muy gris, donde nuestro mediocampo regaló 70min, sumamos un punto, ellos perdieron 2, era para derrota por goleada y terminó en empate por coraje en un torneo que sigue en su primera etapa, que no está tan lejos, pero que tenemos en agenda la prioridad de la Libertadores, donde se está jugando el prestigio, la vuelta a la gloria y la memoria, y desde luego el pellejo de los Mellizos Barros Schelotto.

Se viene la fecha fifa, descanso obligado y la mente tendrá que reordenarse al menos jugandro truco, tomando unos mates bien fuertes, pero siendo bravos, no bravucones. Mucho para mejorar, y que Guillermo se lave las manos cuando ordene la formación en los partidos, sin mediocampo no podemos jugar, en estos partidos son bisagras, no debemos lucir “chiccos” ni ahogarnos con “almendras”, todo bien con los pibes, pero para partidos chivos hay que asumir las cosas de otro modo.

Hay que jugar!…pero sabiendo a qué jugar!

GILBERTO SALINAS
TW @xeneizesdv