SAN AGUSTIN Y TRES MAS

Foto Marcelo Carroll

Boca regresó al triunfo con ataque efectivo y con Rossi inmenso dieron otra cara y confianza en medio de lluvia, dudas y varios regresos a la cancha. 3-1 frente a Colón, ordenado, fajador pero sin atino. El xeneize busca seguir en alza, la misma que le pide el entorno… la Copa,

Llamó la atención el regreso de Gago a la titularidad, junto con Olaza y Goltz entre los jugadores a recuperar, y el regreso de Julian Chicco y la sorpresa de Gino Peruzzi, si, aquel que se fue prestado a Nacional de Uruguay y que dijo que no quería regresar al xeneize.Y no importa quien esté, quien la vista, sino que la defienda, a la camiseta, a la institución,. a los colores, y por la lluvia que caía muchos se quedarían en casa, una vez más el hincha fue y apoyó a full, alentó como siempre.
En los primeros 10 minutos la posesión fue compartida, sin grandes sobresaltos, no obstante la cancha estaba para los arrestos individuales y poco para el juego colectivo rápido. Justo en esas lides, el sabalero intenta con un disparo largo de Bernardi y dos llegadas con centros cruzados a Gonzalez que encuentran bien ubicado a Goltz para aportar. Boca logró una aproximación de contra con Espinoza y Zárate sin llegar a patear al arco.
Tras un mal rechazo de Toledo se da un corner casi sin querer a favor, cobra Villa de derecha, peina Nahitán y Gol de Magallán pescándola en el segundo palo, desde aquel partido con Huracán en parque patricios no marcaba el xeneize de tiro de esquina. Llegó el gol y empieza el plantel mix a ganar en confianza. 4 minutos mas tarde hasta una mala pared casi le daba el segundo tanto, definía Villa frente al arco y lograba desviar Burián con los pies ahogando las gargantas xeneizes.

El clima seguía como al inicio, de ida y vuelta y Boca ganaba amarillas, Peruzzi barriéndose y Magallán provocando un tiro de falta semifrontal sin necesidad alguna. Cobró Bernardi y la estrelló en los muñecos, solo que se quedaron quietos y le dejaron la segunda jugada a Clemente Rodriguez que de 3 dedos casi cumple la ley del ex, gran atajada de Rossi a pesar de estar muy tapado en la acción.
Justo en la jugada siguiente, grosero error de la contención sabalera hace que Villa avance para pescar abierta a la defensa, tras gambetear a Burián, el arquero pasó de héroe a villano bajando al colombiano, tercer Penal otorgado a Boca en la presente Superliga, provocado por Villa, y convertido abajo a la izquierda por Mauro Zárate. Boca en modo boxeo, pegando primero y después.

Colón abajo en el marcador, siguió insinuando capacidad de llegar, desbordar y pensar jugadas en 3 o 4 pases. Muy a pesar de la comodidad del xeneize en el score, la visita no se quedaba. Estigarribia con total movilidad en todo el frente de ataque, distrae la marca y centra, no hay 9 de area para cabecear pero llega Mariano González o cualquier otro para atacar, subió la intensidad de la lluvia y del mismo modo subían las distracciones en cancha, en un terreno que no se estaba empozando sino más bien presto para pensar y reaccionar rápido, pensar más en el avance de la pelota, ya que en la proximidad, cualquier foul corre riesgo innecesario.

Ya en el complemento, Colón pone piernas frescas con Franco Zucculini, presión en el centro para que Boca no traslade, mas terminan sacando a Estigarribia, que fue uno de los más incisivos en ataque. Errores de concepto que se podrían confirmar con el correr de los minutos. Sin embargo, Boca es quien se come las primeras de peligro, González lanza un remate descomunal que Rossi convierte en atajada colosal, luego puñetazo para despejar un corner y la hinchada le hace saber que tiene respaldo, que tiene toda la confianza para resguardar el arco xeneize venga quien venga. Boca crecía conforme debía en el trámite del encuentro, 7 minutos y Boca hizo unos 12 toques en sector ofensivo y quizás por “exceso de generosidad” no llegó el tercero. ¿Regodearse de más con la tenencia? eso también se paga con la más mínima distracción
Justo buscó de despertarse el sabalero, Dominguez mandó a sus hombres a apretar y poblar el centro del campo, lo que frenó el traslado a Boca, lo que delata, asi no se quiera admitir, que Guillermo no tiene plan B en los partidos más allá de confiar en lo que sus jugadores puedan improvisar. Boca no podía gravitar sino hasta 20 min después con una corrida de Nández, hubo un corner y cabezazo de Goltz a las manos de Burián. Si bien no hay gol, deben buscar por iniciativa propia los jugadores involucrarse en las decisiones y jugadas importantes.
Guillermo sin proponer plan B hace el primer cambio, teniendo a Chicco amonestado y Espinoza desaparecido, pone a Tevez por Zárate y deja todo el planteamiento igual. Colón saca a Bastía y mete a Leguizamón, y justo tuvo su primera llegada cabeceando en el area xeneize sin oposición en la marca de los centrales. Los riesgos traen frutos o consecuencias, y es ley para cada equipo… Guillermo silenció a muchos desde lo emocional cuando su primer cambio, Tévez colocó un derechazo a contrapierna dejando regado a su marcador y al fondo de la red. 3-0 Boca gana, golea y respira hondo, libera tensiones y siente el aliento incondicional de cada uno de los hinchas en cada rincón del planeta, en cada recóndito sitio donde se piensa que tropiezo no es caída, pero que la voluntad es hábito para que la valentía sea costumbre.
El futbol es un juego de momentos, os buenos y los malos se aprovechan. Boca tuvo más espacios para controlar y definir, pero se ditrajo y se dedicó a pelear más que a jugar, y así de simple pasan las cosas, en una distracción, un respiro, Boca se descuida y ve un gol en contra, Gonzalo Bueno, que tenía un par de minutos en cancha, manda a guardar una segunda jugada que tuvo buena respuesta de Rossi. Al xeneize le hacen goles en cada parpadeo, incluso equipos cuyo “cuchillo no corta” como el caso del once santafesino, que hizo varias cosas bien, pero que tiene once años sin vencer a Boca en la Bombonera.

Los dirigidos por los mellizos ganan en confianza para ir a Brasil a torcer el desánimo y la contra psicológica. Conciencia y mantener el foco son los mandatos, y quien sea que entre, que haga el trabajo… y principalmente eso, trabajo, no verso.

Se viene la revancha en Belo Horizonte, llave arriba 2-0…préndanse carajo…ESTO ES BOCA!

Hay que jugar!

GILBERTO SALINAS